ratones tomate

¿Pueden comer tomates los ratones?

Tener ratones como mascotas puede ser una experiencia maravillosa, pero también un campo de minas cuando se trata de su cuidado y alimentación. Puede ser difícil saber qué darles exactamente y cómo pueden afectar ciertos alimentos a su salud y bienestar general.

Es cierto que la mayoría de las frutas y verduras son perfectamente seguras para los ratones, pero ¿qué pasa con los tomates en concreto? ¿Muchos de nosotros los compramos con nuestra compra habitual o los cultivamos en nuestro jardín? ¿Son aceptables?

¿los ratones pueden comer tomates?

Sí, los ratones pueden comer tomates. La fruta y la verdura son ampliamente aceptadas por los ratones y no hay que temer causarles ningún daño proporcionándoles un sabroso tentempié. El consenso general es que los ratones adoran los tomates y se pasarían el día comiendo esta fruta.

De hecho, los ratones tienden a comer fruta como si fuera su última comida y, por lo general, no dejan de comer tomates hasta que están completamente llenos. Se podría decir que hay alimentos mucho peores que podrían comer y darse un atracón. Al fin y al cabo, a la mayoría de nosotros se nos dice con frecuencia que no tomamos suficiente fruta y verdura en nuestra dieta.

No para todos los humanos, los tomates son un bocado sabroso, pero para los ratones son un gran placer y es muy posible que se atiborren de estas delicias rojas, ácidas y afrutadas.

¿Cuántos tomates pueden comer los ratones?

La conclusión absoluta es que a los ratones les encanta comer tomates. No importa cuántos les proporciones, seguro que se los comerán todos. En su mayor parte, los tomates son una fruta muy saludable que para los humanos es una parte importante de la salud diaria y, en general, bastante buena para nosotros. No existe un límite máximo como tal que pueda tener un efecto negativo grave en nuestra salud.

Para los ratones, los tomates no son especialmente malos para su dieta y hay alimentos mucho peores y poco saludables a los que podrían recurrir.

Una consideración importante si se alimenta a los ratones con tomates es la cantidad exacta de este alimento que sus cuerpos pueden tolerar. Son mucho más pequeños que los humanos y, por tanto, sus cuerpos reaccionan de forma muy diferente.

Muchos expertos en ratones y veterinarios creen que los ratones sólo deben comer tomates con moderación. No es recomendable que tus ratones coman tomates como parte principal de su dieta (¡por mucho que les guste!). Son una golosina ideal para sus ratones, pero no una dieta básica.

Los tomates tienen un alto contenido de azúcar y, por lo tanto, una sobrecarga puede causar algunos problemas a tus ratones. Alimentar a los ratones con un alto contenido de azúcar puede hacer que sus niveles de azúcar en la sangre se desplomen y podría dar lugar a algunos problemas de insulina no deseados si se comen en grandes cantidades durante un período de tiempo.

Para evitar esta situación, intente limitar el número de tomates que da a sus ratones y adminístrelos como si fueran golosinas, en lugar de utilizarlos todos los días a la hora de comer.

¿Debo alimentar a mis ratones domésticos con tomates?

No hay ningún problema en alimentar a los ratones domésticos con tomates. Estas frutas, al igual que cualquier otro tipo de fruta, no están totalmente prohibidas, pero siempre es conveniente limitar su consumo. Demasiada fruta, especialmente la que tiene un alto contenido de azúcar, puede causar graves problemas de salud si se le da con frecuencia y durante mucho tiempo.

Como se ha mencionado anteriormente, los problemas de insulina son una gran posibilidad para los ratones a los que se les da tomate en grandes cantidades. El alto contenido de azúcar puede ser demasiado para sus delicados sistemas. Los ratones no son conscientes de ello y, por lo tanto, corresponde al propietario responsable calcular qué cantidad puede ser aceptable si se consume.

Los problemas de insulina suelen producirse cuando el exceso de glucosa presente en el torrente sanguíneo reduce la capacidad de las células para absorber y utilizar ese azúcar en sangre para obtener la energía que tanto necesitan. En los seres humanos, esto puede dar lugar en la mayoría de los casos a la diabetes, una enfermedad que puede durar toda la vida.

Para evitar este escenario con sus ratones, considere siempre este tipo de fruta como una golosina y no como algo cotidiano para la salud y el bienestar de su mascota.

¿Cómo se puede alimentar a los ratones con tomate?

Hay varias formas principales de alimentar a los ratones con tomate. Siempre hay que asegurarse de que el consumo sea moderado, ya que grandes cantidades de esta fruta no son adecuadas para los ratones. Sin embargo, es una forma estupenda de darles un sabroso capricho de vez en cuando.

  • Carne de tomate picada: esta puede ser una forma ideal de alimentar a los ratones con tomates. Pique la pulpa del tomate en trozos pequeños y manejables y alimente a sus ratones con una cucharada. Una o dos cucharadas suelen ser suficientes, pero tenga en cuenta que sus ratones probablemente le acosarán para que les dé más porque no tienen suficiente.
  • Rodajas – Las rodajas de tomate pueden ser una buena forma de dar a los ratones un sabroso capricho. Suelen preferir la pulpa en lugar de la piel, así que no te sorprendas si sólo se comen la parte interior del tomate. Algunos ratones no se preocupan tanto y se lo comen todo, incluida la piel. Se les puede dar la rodaja o dejarla en su jaula. En cualquier caso, no es probable que dure mucho tiempo.
  • Tallos y hojas: los ratones no suelen ser muy exigentes y, aunque prefieren la carne del tomate, no es raro que empiecen a comer los tallos y las hojas de estas plantas. Esto es más relevante para los ratones silvestres, que tienden a comer cualquier cosa que tengan a mano si tienen hambre o están desesperados. Puedes probar a dar a tus ratones estas partes de la planta para ver si les gustan, pero el fruto en sí suele ser el verdadero ganador.

Los tomates son de la familia de las solanáceas y, aunque la mayoría de los seres vivos los toleran bien, los jerbos y los hámsters deben evitar comerlos. Los tomates tienen un contenido bastante ácido y están compuestos por un alto volumen de agua. Desgraciadamente, se trata de demasiada agua para que sus diminutos cuerpos puedan manejarla.

Sin embargo, no parece ser el caso de los ratones, que pueden comer esta fruta hasta saciarse sin ningún motivo de preocupación inmediata. Sin embargo, como ya se ha dicho, las cantidades elevadas de tomate no son buenas para los ratones a largo plazo por su alto contenido en azúcar y el riesgo de que contraigan problemas de azúcar en la sangre.

¿Cómo puedo evitar que los ratones silvestres se coman mis tomateras?

Esta es una muy buena pregunta, con la que luchan constantemente los jardineros de todo el mundo. A los ratones domésticos les encantan los tomates y a los silvestres también. Mientras que a los ratones domésticos se les puede limitar la ingesta de tomates, a los ratones silvestres no hay límites ni nadie puede restringir su consumo.

raton-silvestrePor ello, muchos jardineros en ciernes se sienten decepcionados al ver que una vez más sus tomateras han sido destruidas por los ratones. Es una situación lamentable, pero inevitable.

Los ratones son capaces de cazar tomateras como si su vida dependiera de ello, y una vez que saben dónde ir a por su sabroso tentempié, no hay quien los pare. En esto se parecen a los erizos, ya que ambas especies son conocidas por ser oportunistas a la hora de encontrar comida.

Esto puede ser muy frustrante para los jardineros que, en su mayoría, desean ver madurar sus tomates y utilizarlos para cocinar. Afortunadamente, hay algunas formas de ayudar a salvar sus tomateras de los hambrientos y persistentes ratones.

Remedio
Características
bolas de naftalina
Este es un viejo remedio para disuadir a los ratones y ratas de mantenerse alejados de los cultivos y las plantas. De tres a cinco bolas de naftalina suelen ser suficientes en una bolsa unida a una estaca. Este es un repelente de roedores completamente natural, pero no es resistente al agua, por lo que deberá asegurarse de reemplazar las bolsas con frecuencia para que sean efectivas.
Jaulas De Tomate
Estas pueden ser una excelente manera sin complicaciones de evitar que los ratones se acerquen a sus amadas plantas de tomate. Son fáciles de comprar y ensamblar y no afectarán el crecimiento de su planta de ninguna manera. Estas jaulas evitarán por completo que los ratones y otros roedores puedan llegar a la fruta.
Hierbas
La mayoría de las ratas y roedores se desaniman por los fuertes olores de tipo herbal y, por lo tanto, poner hierbas cerca de las plantas de tomate puede ser un disuasivo natural fantástico. Trate de plantar un borde de hierbas alrededor de la base de su planta de tomate para que actúe como una barrera. Por lo general, la menta, la equinácea, la albahaca, el ajo y el tomillo son suficientes.
Pesticidas y trampas
Si lo desea, puede tratar de eliminar los ratones y otros roedores que llegan a sus plantas de tomate mediante el uso de pesticidas fuertes o incluso trampas. No recomendamos esta como una gran opción, ya que no se considera humana. Los disuasivos naturales suelen ser mucho más exitosos y amables.

Pregunta relacionada

¿Todos los roedores pueden comer tomates?

Los ratones pueden comer tomates y les encanta hacerlo, pero no todos los roedores pueden comer estas frutas. La mayoría de los roedores se llevan bien con este alimento, pero los jerbos y los hámsters no se llevan bien con los tomates.

Ayúdanos a llegar a más personas:
Artículos relacionados: