por-que-los-perros-comen-cacas

Por qué los perros comen caca

La mayoría de los dueños de mascotas han tenido la desagradable experiencia de encontrar a su perro comiendo caca, y la pregunta «¿Por qué los perros comen caca?» es uno que ha desconcertado a los científicos y dueños de mascotas por igual.

Introducción

lobo_iberico_Tribumascotas

Para ayudar a responder esta desconcertante pregunta, primero es necesario comprender la biología y el comportamiento de los perros.

biología de los perros

Los perros son omnívoros, lo que significa que comen tanto plantas como animales. Han evolucionado de sus ancestros lobos para buscar comida, incluidas las heces, como una forma de complementar su dieta. En la naturaleza, los lobos a menudo comen las heces de sus presas, que es una forma de obtener nutrientes y vitaminas adicionales. Este comportamiento se ha transmitido a los perros domésticos y todavía se puede ver en la naturaleza hoy en día.

Factores de comportamiento

Los perros también pueden comer caca como una forma de lidiar con el estrés o como una forma de calmarse a sí mismos. Si un perro se siente ansioso o abrumado, puede recurrir a comer heces como fuente de consuelo. Este comportamiento también se observa en los cachorros, quienes pueden comer las heces de su madre para obtener nutrientes si no obtienen suficiente de la lactancia. Además, los perros pueden comer las heces de otros animales como una forma de explorar su entorno y satisfacer sus necesidades.

¿Cuáles son las causas que hacen que los perros coman caca?

Que los perros se coman las cacas es un comportamiento común con el que se encuentran muchos dueños de mascotas en un momento u otro. Aunque es un comportamiento desagradable, es importante recordar que no es un signo de mala salud o de agresividad. Lo más probable es que se deba a una combinación de curiosidad e instinto.

El término científico para este comportamiento es Coprofagia, y hay algunas explicaciones posibles de por qué ocurre. En primer lugar, es importante tener en cuenta que, en la naturaleza, los caninos de todos los tamaños comen las heces de otros animales. Este comportamiento, conocido como carroñeo, es una forma instintiva de complementar su dieta con nutrientes adicionales.

Otra posible causa de la coprofagia es la curiosidad. Como los perros son animales curiosos por naturaleza, pueden sentirse atraídos por el olor o el sabor de su propia caca. Aunque no entiendan por qué, pueden tener la suficiente curiosidad como para probarla.

Por último, el comportamiento puede estar causado por una falta de equilibrio nutricional en la dieta del perro. Si la dieta no les proporciona los nutrientes que necesitan, es posible que se sientan atraídos por sus propias heces en un intento de complementar su dieta.

La buena noticia es que hay algunas cosas que puede hacer para evitar que su perro tenga este comportamiento. En primer lugar, asegúrate de que le das una dieta equilibrada que incluya todas las vitaminas y minerales que su cuerpo necesita. Además, asegúrese de recoger sus heces con regularidad para que no tenga la tentación de comerlas. Por último, si notas que tu perro tiene este comportamiento, intenta distraerlo con un juguete o un juego.

Aunque es un comportamiento desagradable, es importante recordar que no es necesariamente un signo de mala salud o de agresividad. Si conoce las posibles causas y toma medidas para prevenirlo, puede ayudar a su cachorro a abandonar el hábito de comer caca.

perro_cacas_Tribumascotas

Cómo evitar que los perros coman caca

A nadie le gusta limpiar lo que ensucia su cachorro después de que éste se haya dado el gusto de comer caca de vez en cuando, pero muchos dueños de mascotas no saben cómo evitar que sus compañeros caninos tengan este comportamiento tan poco apetecible.

El primer paso para evitar que su cachorro coma caca es entender por qué lo hace en primer lugar. Aunque es un comportamiento completamente normal para los perros, algunos cachorros pueden verse impulsados a hacerlo debido a la falta de nutrición, el aburrimiento, el estrés o simplemente porque les gusta el sabor.

 Conocer la raíz del comportamiento de su cachorro puede ayudarle a abordar mejor el problema.

Una vez que haya determinado por qué su cachorro come caca, el siguiente paso es tomar medidas proactivas para evitar que lo haga en el futuro. Una de las cosas más importantes que puede hacer es asegurarse de que su cachorro recibe la nutrición adecuada. Si le da una dieta equilibrada, considere la posibilidad de añadir suplementos para satisfacer sus necesidades nutricionales. Además, asegúrese de proporcionarle mucha estimulación mental y ejercicio para mantenerlo ocupado y reducir sus niveles de estrés.

Asegúrate también de limpiar inmediatamente los excrementos que haya en el jardín, para que tu cachorro no tenga acceso a ellos. Si tu cachorro se come las cacas de otros animales, intenta mantenerlo alejado de la fuente o distráelo con un juguete o una golosina si empieza a olfatear.

Por último, si todo lo demás falla, existen varios productos en el mercado diseñados para evitar que los perros coman caca. Estos productos, como los sprays y las pastillas, contienen un sabor amargo que disuadirá a su cachorro de darse un capricho poco apetecible.

Si entiende por qué su cachorro come caca, le proporciona una nutrición y un ejercicio adecuados y utiliza productos disuasorios, puede ayudar a poner fin a este comportamiento poco deseable.

Riesgos para la salud de su perro por comer caca


Comer caca puede ser un hábito desagradable para los perros, pero también puede ser peligroso. Aunque pueda parecer inofensivo, el consumo de heces puede conllevar algunos riesgos graves para la salud de su cachorro.

El peligro más inmediato que plantea el hecho de comer caca es la posibilidad de contraer parásitos intestinales. En las heces pueden encontrarse parásitos como ascárides, anquilostomas, tricocéfalos y tenias, que pueden causar una serie de problemas a los perros, desde trastornos gastrointestinales hasta anemia e incluso la muerte. Además, bacterias como la salmonela y la E. coli pueden pasar de las heces a su perro, lo que provoca diversos problemas digestivos y respiratorios.

Otro peligro de comer caca es la posibilidad de ingerir toxinas. Los perros pueden comer las heces de gatos, caballos y otros animales que pueden contener medicamentos, suplementos dietéticos e incluso productos químicos que son tóxicos para los perros. Esto puede provocar fallos orgánicos, convulsiones y otras complicaciones de salud graves.

Por último, los perros que comen sus propias heces o las de otros animales también pueden estar expuestos a virus, como el parvovirus. Este virus puede poner en peligro la vida de los animales y puede propagarse rápidamente entre ellos.

Aunque puede ser un hábito embarazoso, es importante estar atento a los signos de que su perro está comiendo caca y tomar medidas para detenerlo. Si sospecha que su cachorro ha estado comiendo heces, póngase en contacto con su veterinario para que le oriente sobre cómo proceder.

Conclusión

En conclusión, la razón por la que los perros comen caca sigue siendo un misterio. Aunque hay algunas teorías sobre por qué puede ocurrir este comportamiento, la causa real es probablemente una combinación de factores. Si su perro muestra este comportamiento, es importante llevarlo al veterinario para que lo revise y descarte cualquier problema médico subyacente. Además, es importante proporcionar a su perro una dieta equilibrada para asegurarse de que recibe todos los nutrientes necesarios. Tomando estas medidas, puede ayudar a garantizar que su cachorro se mantenga sano y feliz.